Grabado Químico

Es un proceso que permite realizar un bajo relieve en el acero inoxidable y otros metales para conseguir un marcaje que sea claro y resistente al desgaste por uso y climatología. Ese bajo relieve se puede terminar con un aspecto mate y se puede recubrir con esmalte de poliuretano para darle color.

El proceso también se puede utilizar para realizar corte químico en el acero inoxidable en espesores de hasta 0.5mm.

Las medidas máximas para realizar un grabado son de 500 x 950 y un espesor máximo de 5mm.

+Lo hacemos con